Nuestra Historia

Mi nombre es Oscar Orlando Romero Cáceres actualmente tengo 45 años de edad y con una hermosa familia, la historia de Carpintería Romero se remota a los años 80.

Todo comenzó cuando tenia 15 años de edad, era un joven el cual no le gustaba ir a la escuela siempre me quedaba bajo un árbol por las mañanas el cual proporcionaba una sombra hermosa y muy acogedora, esperaba bajo el árbol que terminaran las clases de mi escuela para llegar a casa y así hacerle creer a mi madre que asistía a ellas. Una vez mientras descansaba en el árbol una vecina de mi hogar me miro que estaba allí y me pregunto ¿Oscar Porque no estás en la escuela?  A lo cual respondí ¡Hoy no tuve clases! La vecina no creyó nada de lo que le dije y le comento a mi mama.

A la mañana siguiente mi madre le encomendó a mi hermano mayor Cesar Cáceres que me fuera a vigilar para ver que hacía; como de costumbre Sali de casa y me fui para el árbol nuevamente mi hermano al ver la acción le comento todo a mi madre. Cuando llegué a casa la encontré muy enojada conmigo y me dijo lo siguiente ¿Por qué te estas yendo a la escuela? Le respondí que las clases eran muy aburridas y que no llamaban mi atención por eso no entraba. Mi madre al escuchar eso se enojo aun mas y me dijo que me mandaría a estudiar una profesión a la escuela EL SEMBRADOR. Me saco de la escuela y esperamos que terminara el año para así poder entrar al año siguiente al SEMBRADOR.

Hicimos los tramites de solicitud y a los 15 días recibí la carta de aceptación en la cual adjuntaban que comenzaría un 19 de febrero del año 1986, estuve 4 años en la escuela en la cual aprendí a trabajar duro, me levantaba cada mañana prácticamente obligado, me asignaban tareas muy duras y al final del día siempre terminaba agotado; me gustaba mucho los fines de semana porque mi madre me visitaba a la orilla de un rio y siempre me daba 5 lempiras para toda la semana. Durante ese tiempo pude experimentar una habilidad muy hermosa con la madera me encantaba trabajarla y amaba mucho esos días en los que iba al taller de carpintería y podía ser yo mismo y darle vida a la madera y así estuve durante 4 años. En los cuales aprendí mucho, el tiempo que estuve en EL SEMBRADOR me enseñaron el valor de la vida y como debía enfrentarme a ella. Cuando Sali de la escuela era menor de edad y tuve que regresar a mi comunidad natal Jutiquile a sacar mi plan Básico.

Motivado por volver al sembrador obtuve mi plan básico en los 3 años siguientes, jamás había sentido tanta motivación por mis estudios como en esa ocasión, todo ello ocurrió entre los años 1991-1993. Regresé al sembrador con una idea clara “GRADUARME EN EBANISTERIA”, años después pude lograr mi objetivo y obtuve mi título, todo lo que soy hoy se lo debo a tan grata educación por parte de cada maestro de la escuela que me enseñaron en el día a día.

Comencé a trabajar en Jutiquile en casa de mi hermano Cesar, establecimos un taller y allí estuvimos por 15 años en los cuales nos trasladamos de local en dos ocasiones.

En el año 2018 me independicé y establecí mi propia carpintería en la cual hoy en día realizamos Muebles de Cocina, Puertas, Camas, Comedores, Talla en madera entre otros. Brindando trabajos de calidad y a medida de nuestros clientes. Hasta aquí puedo decir “DIOS HA SIDO BUENO TODO EL TIEMPO”

¡Te esperamos!

Projects

Happy Clients

Awards